Stay Connected

Enrique Díaz Valdecantos | Wyckoff, ahorro, inversión & trading

A vueltas con el BitCoin

A vueltas con el BitCoin

El viernes pasado realizamos un HangOut en directo sobre el BitCoin, justo el día en el que las principales criptodivisas (incluido el BitCoin) cerraban una aciaga semana con caídas de más del 40%. La charla la tuve con George Wegwitz, Óscar FernándezJon ArtabeAlberto Delgado, todos miembros del proyecto TradingCrypto.es y expertos sobre el tema.

Hablamos de muchas cosas: BlockChain, BitCoin, Wyckoff, dinero FIAT, Bancos Centrales, Exchanges y otras cosas más, que me sirvieron para aclarar algunas de mis dudas y concretar algunas de mis opiniones.

Aquí os dejo la charla:

Y aquí mis opiniones concretadas:

El BitCoin no es un “Madrid- Barça”.

Lo primero seria tratar de evitar entrar en esa rueda de aseveraciones de si el BitCoin es una burbuja o no lo es. Las redes están llenas de opiniones enfrentadas, como si de un Madrid-Barça se tratase. Pero el fenómeno de las criptodivisas es un asunto tan complejo y tan lleno de incertidumbres, que creo que merece la pena tomar cierta distancia con él. Hay aspectos muy esperanzadores para que termine triunfando pero también obstáculos que no podemos ignorar. Posicionarse a favor o en contra, sólo reforzará nuestros sesgos y alimentará nuestro ego y, como especuladores, eso es algo que no nos deberíamos deberíamos permitir.

Creo que hay que conocer el fenómeno, reconocer sus fortalezas pero también sus debilidades, y observar pacientes su evolución.

BlockChain es una cosa y las criptodivisas otra bien distinta. 

BlockChain es la tecnología sobre la que se sustenta el BitCoin, pero no es el BitCoin.

Esta obviedad parece que muchas veces se olvida (no hablo del equipo de TradingCrypto.es, obviamente) y es que leo a muchos convencidos del éxito del BitCoin que sólo centran sus argumentos en las fortalezas del BlockChain como si ésto, por si solo, garantizase el éxito del BitCoin.

Que el BlockChain es una tecnología disruptiva y que va a cambiar muchas cosas casi nadie lo pone en duda: sus posibles aplicaciones abarcan áreas tan dispares como el de la Propiedad Intelectual, la medicina o el de los coches autónomos, y tal vez el del dinero. Pero una cosa es la tecnología y otra muy distinta los usos que se pueden dar sobre esa tecnología. El mismo sesgo se manifestó en la burbuja punto com, por ejemplo. Si recuerdan, por aquellos años, todo lo que tenía que ver con “Internet” parecía ser garantía de éxito. Pero una cosa era “el Interneeeé” (la tecnología que  hoy aún perdura) y otra muy distinta las aplicaciones que se podían dar sobre él, como Terra  ¿se acuerdan? y ya sabemos todos como acabó.

Cuidado con las ICOs 

Las ICOs (Initial Coin Offering) es una forma de financiación para nuevos proyectos que utilizan la tecnología BlockChain.

La mecánica es relativamente sencilla: una StartUp, en vez de pedir dinero a cambio de una cierta rentabilidad (o a cambio de una serie de “beneficios o preferencias” que es lo que hace el Crowdfunding), vende una serie de tockens al inversor. Esos tockens, que además son necesarios para el propio funcionamiento del proyecto (y que se podrán utilizar más adelante para usar el servicio), se pueden revender en el Mercado secundario. ¿Qué es lo que pasa? que con la sensación de euforia que existe a día de hoy con el tema criptodivisas, muchas personas adquieren estos tockens, no por lo bueno o malo que pueda ser el proyecto, sino motivados por la posible revalorización de esos tockens en el mercado.

Esto está disparando el precio de muchos proyectos y la sensación de burbuja empieza a ser generalizada, porque al final si detrás de esos tockens no hay un proyecto viable, esos tockens que el inversor compró con tanta ilusión y tanto esnobismo, al final no valdrán nada y el inversor lo podría perder todo.

Cuidado con los “Exchanges”

Los ‘Exchanges’ (o casas de cambio) surgen para facilitar la compra y venta de criptodivisas. Cuando te abres una cuenta con ellos y compras BitCoins éstos forman parte del Activo del Balance del propio Exchange, por lo que estas asumiendo un “riesgo entidad” en el que podrías perder todo tu dinero si éste quiebra. Peligro mayor, en tanto en cuanto aún no existe una regulación muy clara que exija garantías y provisiones para asegurar la solvencia de estas entidades (aunque parece que en Estados Unidos está dando algunos pasos en este sentido).

También tienen el riesgo sufrir ciberataques, como ya ha pasado antes en varias ocasiones. Cuando tus BitCoins están en tu cartera personal, el riesgo se minimiza, pero una gran casa de cambio, lógicamente, atraerá más la mirada de los malos, que querrán vulnerar sus sistema para quedarse con sus BitCoins. ¿Ejemplos?: Mr.Gox en 2014, uno de los Exchanges más importantes del mundo al que le robaron 850 mil BitCoins y lo llevó a la ruina; o el reciente de Youbit, entidad surcoreana que apenas unas semanas atrás, sufrió un ciberataque que le han supuesto pérdidas de más del 17% de sus activos.

Y por último, los Exchanges, para garantizar liquidez pueden actuar como Market Makers (creadores de Mercado) proveyendo la contrapartida a las operaciones de sus clientes, con el incentivo perverso que ello tiene, ya que se convierten en parte interesada de la transacción. Además, podrían no tener respaldo real en esas posiciones abiertas, incrementando aún más el riesgo entidad. Así que mucho cuidado con ellos.

Analizar el volumen puede tener sentido, aún siendo un Mercado OTC. 

Invertir en BitCoin a largo plazo, más que gráficos, requiere conocimiento de lo que son las criptodivisas y el BlockChain, pero para intradiario (o para pocos días), lo que impera es el análisis bajo la Ley de la Oferta y la Demanda, y para esto nada mejor que analizar los gráficos con las ideas de Wyckoff (en mi opinión).

Pero claro, si las criptomonedas se negocian en Mercados OTCs (Over the Couter), descentralizados por definición, en teoría no habría forma de disponer de la información real y total del volumen negociado. La pregunta entonces es: ¿puede ser extrapolable a la totalidad el volumen que nos muestre un Exchange? A lo mejor no, pero al parecer, la plataforma TradingView muestra, no solo el volumen de un Exchange sino el de muchos de ellos, el de los mayores del mundo, y esto sí que es interesante y podría ser un buen proxi. Por lo tanto, para operativas especulativas intradiarias o de corto plazo, utilizar las ideas de Wyckoff puede ser una gran idea con plataformas como TradingView.

Sigo viendo debilidades muy importantes para que el BitCoin se afiance como la moneda global del futuro

No hay cosa que me gustase ver más que al BitCoin desbancando al dinero FIAT y acabando con el monopolio del dinero de los Estados. Creo que las cualidades que tiene para hacerlo son muy buenas* pero tener un buen “producto” no siempre es garantía de éxito. Para que las criptomonedas realmente consiguiesen triunfar a nivel global, se necesitaría que realmente todo el mundo las aceptase y que pudiésemos comprar cualquier cosa con ellas.

Es cierto que, a día de hoy, podemos pagar con BitCoins en casi cualquier lugar del mundo, pero en la mayoría de los casos, lo que realmente estamos haciendo es un cambio de divisa cada vez que pagamos. Por ejemplo, si vamos al Corte Inglés, podemos pagar con BitCoins sin problemas, pero el Corte Inglés vende en euros, por lo que al pagar se nos aplicará  el tipo de cambio del momento y finalmente pagaremos en euros. Es como si vamos a Estados Unidos con nuestra tarjeta de crédito en euros. Podemos pagar cualquier cosa, no hay problema, pero el Banco nos aplicará el tipo de cambio eur-usd del día, y aunque el dinero salga en euros de nuestra cuenta, terminará en dólares en el comercio donde hayamos comprado.

Lo que realmente necesitamos para que el BitCoin triunfe, es que el Corte Inglés, Amazon y el panadero de la esquina nos cobren directamente en BitCoins, y eso, me temo que, aún está lejos de llegar.

Y por otra parte, necesitamos que las empresas y familias quieran mantener sus ahorros (o parte importante de ellos) en BitCoins, y eso creo que tampoco se está dando.  Una moneda que ahora cotiza ahora a 20 mil dólares y una hora después lo hace un 30% menos, no es la mejor de las monedas para que los comercios se animen a aceptarla ni para que la gente la quiera utilizar como reserva de valor.

Pero las cosas pueden cambiar, evidentemente, nadie sabe lo que pasará en el futuro. Desde luego, el mejor de los escenarios para el BitCoin sería que su precio siguiese aumentando y la volatilidad disminuyendo. Visualizaría que cada vez más gente la quiere tener y que su precio es cada vez más estable, lo que incentivaría su demanda y ayudando a estabilizar aun más su precio. Un círculo virtuoso similar al que se da, por ejemplo, con las tarjetas de crédito Visa o Master Card, o en servicios como Facebook: cuanta más gente lo usa, más ganas tenemos nosotros de utilizarlo, creando así un “efecto red” entre todos que le aporta estabilidad al sistema y le ayuda a consolidar su posición frente a otras alternativas.

Pero estas dinámicas de adaptación de uso son imposibles de predecir. Podemos analizarlas, discutirlas, y plantear diferentes escenarios, pero al final, lo que pase siempre será una incógnita. Por eso, creo que merece la pena observar el fenómeno desde la distancia, aprender de él, por supuesto, pero para operar e invertir, a día de hoy, sigo prefiriendo otras alternativas más tradicionales y mucho más consolidadas. En todo caso, siempre será interesante seguirlo de cerca, porque si las cosas cambian…

Veremos.

———–

*Es seguro (basado en criptografía), imposible de copiar, distribuido y descentralizado (no existe un organismo central que lo controle), de oferta limitada (no se puede expandir artificialmente ya que existe un límite a la creación de 21M de unidades), incensurable (nadie lo puede controlar), voluntario, de código abierto (permite mejorarlo y crear infinidad de aplicaciones), fácilmente divisible (se puede dividir por diez elevado a la menos ocho), barato, global, casi instantáneo, y de transacciones irreversibles (garantiza que los pagos no puedan retrocederse, lo que ayuda a la confianza entre transacciones).

Comments Off

Sobre mi

Autor de "El método Wyckoff" (PROFIT editorial). Business Administration ( Anglia Polytechnic University). Master en Análisis Bursátil, Inversiones Financieras y Valoración de empresas (Universidad de Sevilla). Especialización en Banca Privada y Asesoramiento Financiero, Experto en Gestión de Carteras (IEB). Asesor EFPA. Profesor en el Experto en Bolsa y Mercados (Universidad de Alicante). Fundador y coordinador de precioyvolumen.com.

En redes

Instagram Feed

×