Stay Connected

Enrique Díaz Valdecantos | Wyckoff, ahorro, inversión & trading

Una breve crítica a la comparación de nuestras carteras con un Benchmark

Una breve crítica a la comparación de nuestras carteras con un Benchmark

Tenemos dos formas para saber si algo lo hicimos bien o mal: en función del objetivo que nos propusimos alcanzar (si lo alcanzamos es que lo hicimos bien) o en función de cómo lo hayamos hecho con respecto a algo.

En la Industria Financiera se estilan las dos: por una parte se perfila al inversor (o nos perfilamos) para saber cuales son sus objetivos (de rentabilidad y riesgo) y por otra, se calibra el desempeño de su cartera con respecto a un índice de referencia (Benchmark).

La primera “pata” me parece estupenda: tenemos que saber qué queremos y qué estamos dispuestos a “sufrir” para alcanzarlo. Pero la segunda, desde mi punto de vista, aunque tiene cierta lógica hacerla, también tiene sus inconvenientes.

El principal para mi es que nos hace obsesionarnos demasiado con una referencia, que al fin y al cabo, no deja de ser ficticia y arbitraria. Sí, de acuerdo, es importante porque se supone que esa rentabilidad del índice se podría alcanzar sencillamente gestionando de forma pasiva, pero en todo caso, incentiva a estar continuamente comparándonos con otros, cuando a lo mejor el objetivo más importante (ganar lo que nos propusimos ganar) se alcanzó. En otras palabras, si yo hace 10 años arranqué una cartera con una expectativa de rentabilidad de un 6% y un riesgo determinado, y lo logré, ¿qué más me dará si el índice de referencia alcanzó un 8%?. Sí, el clásico “si hubiera invertido de forma pasiva podría haber ganado…“, pero ¿qué más da?, ¡si alcancé lo que me propuse alcanzar!, debería estar contento.

En fin, no quiero hacer una enmienda a la totalidad sobre la práctica de calibrar los rendimientos de una cartera con respecto a un Benchamark. Es necesario hacerlo, sobre  todo cuando queremos invertir en un fondo de Inversión gestionado por otro. Ésta breve reflexión es simplemente un “lamento” hacia la siempre necesidad de comparar lo que hacemos con lo que hacen otros, cuando lo verdaderamente importante, y lo que debería darnos satisfacción, debería ser el alcanzar los objetivos que en su momento nos propusimos alcanzar.

Comments Off

Sobre mi

Autor de "El método Wyckoff" (PROFIT editorial). Business Administration ( Anglia Polytechnic University). Master en Análisis Bursátil, Inversiones Financieras y Valoración de empresas (Universidad de Sevilla). Especialización en Banca Privada y Asesoramiento Financiero, Experto en Gestión de Carteras (IEB). Asesor EFPA. Profesor en el Experto en Bolsa y Mercados (Universidad de Alicante). Fundador y coordinador de precioyvolumen.com.

En redes

Instagram Feed

×