Una alterativa e intuitiva forma de observar al riesgo sistemático y no sistemático de una cartera

En este artículo, quiero compartir con vosotros lo que en mi opinión es una manera muy novedosa de acercarse a los riesgos de una cartera. Este nuevo enfoque lo aprendí de Oscar Gil Flores a quien tuve la suerte de tener de profesor en el IEB (Instituto de Estudios Bursátiles). Oscar, aparte de profesor en dicha entidad, es también matemático, Executive Director, Technology Design & Strategy, y Gobal Risk Manager en el BBVA, además de un estupendo divulgador.

La intención no es otra que la de presentar al riesgo de una cartera como la suma de dos vectores: uno que corresponderá al riesgo sistemático y el otro al no sistemático.  Esta descomposición nos ayudará, primero, a analizar estos riesgos de una manera visual (con la consecuente ventaja de comprensión que tiene); segundo, a calcularlos de una forma muy sencilla; y tercero a conocer con exactitud cuál es el alpha que genera un gestor y cual el riesgo adicional en el que incurre para alcanzarlo. A esto último lo llamaremos (a modo de guiño) “ratio de Gil”, que esencialmente es una adaptación de la “ratio de información” pero que en mi opinión es mucho más intuitiva y sencilla que ésta.

Esto será el foco del artículo, pero antes me gustaría plantear algunos conceptos básicos pensando en los que tienen menos conocimientos. Así que, vamos allá.